Coco

Fecha llegada: 1-8-12

Coco era un cachorro de una camada no deseada, mix de bóxer y beaggle, un cachorro de los que matan porque nadie le coge con días de vida, unas personas se enamoraron de ese bebé al que iban a matar y sufrió una separación temprana de su madre y sus hermanos, se fue a vivir con esa familia a una finca, con ellos estuvo un año y medio encadenado, se escapaba y ladraba mucho, por lo que “su familia” decidió matarle alegando que era agresivo, sin entender que esas condiciones para un cachorro eran la muerte en vida, cuando le llevaron a la clínica alguien se apiadó de él y así acabó en El hogar de Luci.

Yo conocí a Coco en 2010, tenía unos dos años, y era un loco, corría y ladraba todo el tiempo, deseoso de dar amor, pero más aún de robar comida, su convivencia con otros animales era complicada, sufrió dos adopciones fallidas, la primera le devolvieron a la semana de adoptarle, y la segunda apenas duró unas horas.

Coco no es un perro fácil, la separación temprana de su familia hace que no gestione bien las situaciones de estrés, su cerebro no se pudo desarrollar bien en sus primeros meses de vida, y padeció todo tipo de situaciones estresantes en su periodo de sociabilización, por ello decidí adoptarle en 2012.

“Soy Coco, todo me estresa, cuando me pongo nervioso ladro sin parar mirando al vacío y la gente se asusta, pero vamos que si me queréis ganar y que sea vuestro amigo forever me podéis dar cualquier cosa de comer, preferentemente tortilla de patata o croquetas, y os amaré siempre, aunque os siga ladrando.”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies