Mara

 

Fecha llegada: 25-09-16

 

A Mara le encontramos en el terreno donde vivíamos en Toledo en uno de los viajes de la mudanza, conocíamos a los gatos de aquella colonia y el no era de allí, estaba dentro de nuestro terreno comiéndose el pienso de las gallinas, y haciéndome croquetas para que le rascase la barriga. Cuando bajé a por un transportín encontré a mis padres en el contenedor de basura, había una gatita, de poco más de un mes, delgada en extremo, semicomatosa, con las fuerzas justas para gritar sin parar hasta que la sacamos, por suerte llevaba el botiquín encima, enseguida le pusimos suero, glucosa y la calentamos, pero después de dos horas asegurándole que iba a tener la mejor familia del mundo Vela falleció.

 

Ambos habían sido abandonados ese día, Mara, con 7 meses acabó en la calle, Vela en una bolsa y a un contenedor… con el corazón roto trajimos a Mara a casa, después de unos meses de adaptación conseguimos que conviviera con los perros, y se convirtiera en el gato más mimoso del mundo.

 

Mara llegó con diarreas y parásitos pulmonares que nos dieron bastantes problemas respiratorios al principio, ya que se sumaron a que es asmático. De momento no tiene grandes episodios, y no necesita tratamiento continuo, pero tenemos que controlar su peso ya que no es un gato muy activo y tiende a engordar lo que agravaría el asma y podría llegar a poner su vida en peligro.

 

“Soy Mara, el terror de los perros, y lo peor que me ha pasado en la vida no es el abandono, si no la llegada de 14 gatos a mi habitación preferida de la casa, algunos ya son colegas, pero no veáis el susto que me llevé cuando les vi… en fin, menos mal que siempre tendré un sofá mullidito para pasar las penas.”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies