Yeti

Fecha llegada: 24-12-17

Yeti llegó juntó a otros 13 gatos en la nochebuena de 2017, les sacamos de una perrera junto a VeggieAnimals, empresa que además de amadrinarles nos ayudó a construir una enfermería para ellos, su lugar seguro en este mundo. Llegaron con diarreas, vómitos, resfriados, cristales en orina, ácaros en los oídos, muy delgados, y después han tenido tiña y más diarreas.

Después de meses de tratamientos su salud ha mejorado, ya están bien, han cogido bastante peso, y, lo mejor de todo, nos van perdiendo el miedo, bueno, unos más que otros.

Yeti llegó con muchísimo miedo a los humanos, los primeros días los pasó subido a las jaulas siempre junto a Luke y Leia, hasta que les tuvimos que separar en jaulas para poder tratarles individualmente. Al cabo de las semanas empezó a dejarse tocar y ser un mimoso, pero eso sí, el es el que peor lleva la convivencia, va marcando cada milímetro de la habitación, todo le pertenece al gran Yeti, hasta los cachorros Lur y Haizea se los ha adjudicado desde que entraron en la habitación, quedó fascinado con ellos y se pasa el día jugando y lamiéndoles la cabeza.

“Soy el gran Yeti, soy un gato amoroso, no entiendo porque a algunos compas no les caigo bien, se quejan de que haga pipí en los comederos, bebederos y camas… a ratitos se me pasa, y cuando estoy menos estresado me guardo el pipí para los areneros, recordad que no lo hacemos con maldad eso de mearnos donde nos viene, lo hacemos para explicaros que algo no está bien y eso nos hace sentir mejor.”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies