Las abejas obreras tardan 21 días en convertirse en insectos adultos, y tan solo viven trabajando unos 45 días en épocas de fuerte floración. Solo en la última parte de esos días irá a recoger néctar, polen, agua, resinas para propóleos y mielatos.

Una cucharadita de 4 ml de miel, del tipo cuchara de café, representa el trabajo de toda la vida de 10-12 abejas.

Para reunir un kilo de miel hacen falta 2.500 abejas.

Cada obrera hará entre 10 y 15 vuelos diarios, volando entre 40 y 100 kilómetros diarios, a una velocidad máxima de 25Km/h, durante al menos 21 días. Cada abeja obrera libará (cosechará) el néctar de 560 flores al día.

En números redondos:

  • 4ml de Miel = El intenso e imparable trabajo de 10 abejas obreras

  • 1kg de Miel = 200.000 mil vuelos, recorriendo al menos 8.000km

  • 1Kg de Miel = Libar el néctar de 1,4 millones de flores (cálculo promedio, dependiendo del tipo de flor)

  • 1Kg de Miel = El trabajo de 2.500 abejas

  • 5Kg de Miel = Requiere volar una distancia de 40.oookm. La circunferencia de la Tierra (la distancia de todo el camino alrededor del ecuador) es de 40,091 kilómetros.

La producción de una colmena completa y fuerte varía según su salud, territorio, floración y clima, desde 12 kilos en La Alcarria a 30 kilos en zonas de Extremadura o Galicia. Al menos 8 kilos deberán conservarse en la colmena como reservas de invierno para las abejas.

Fuente(s) J. Jansonius, Duncan Colin McGregor. “Palynology, principles and applications, Volumen 1”. Ed. American Association of Stratigraphic Palynologists Foundation, 1996. ISBN: 871034,978093. Pág. 934 “On the average, one worker bee produces about 1/12 of a teaspoon (0.4 ml) of honey in her lifetime”

Las abejas tienen un sistema nervioso central que les hace experimentar dolor igual que los animales más grandes. Las abejas sufren por desnutrición al igual que el resto de animales y gracias a los apicultores, algunas colmenas enteras mueren de hambre durante el invierno.

Alternativas

Exiten múltiples alternativas al uso de la miel como endulzante, el azúcar blanco puede ser el más conocido, pero disponemos de azúcar de caña, panela, siropes y melazas, con diferentes sabores, texturas e índices de glucemia.

En cuanto a su uso en medicina, el más común es como cicatrizante, y en este caso se puede sustituir completamente por emplastes de azúcar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies